Piscina INTEX

Semana Santa, el mejor momento para dejar la piscina a punto

Todo el mundo puede tener una piscina. Antes, teníamos que analizar si era posible hacer obra en casa o comprar una piscina plástica pequeña. Pero gracias a las piscinas desmontables, tener una piscina mediana o grande, muy similar a una piscina de obra en cuánto a capacidad, es ahora una realidad. Si estás pensando en montar la piscina, este es el momento ideal para hacerlo.

La Semana Santa viene cargada de días libres y, aunque parezca pronto, es el momento ideal para preparar el jardín para el verano y convertirlo en un lugar de encuentro con amigos y familiares donde poder refrescarse y escapar de los días calurosos.

Además, el momento piscina, es el favorito de muchos y cada vez toma más importancia en los días de verano. Para lograr que ese momento dure más tiempo y no suponga grandes esfuerzos, lo mejor es hacer un mantenimiento diario de tu piscina y tomar todas las medidas necesarias de limpieza, así lograrás una mayor durabilidad y una piscina en óptimas condiciones.

Para lograr esto, te daremos todos los tips que necesitas saber para que el agua de tu piscina dure forever.

1- Adquiere una depuradora de cartucho o una depuradora de arena

Las depuradoras tienen la función de filtrar el agua de una piscina desmontable. Una piscina de obra debe llevar el sistema de filtros incorporado y automatizado. Es parte de la obra. Pero en este caso, las piscinas desmontables necesitan de una depuradora externa, que es un sistema portátil de filtrado, muy fácil de instalar y de mantener.

Tienen sus diferencias y depende de la capacidad en litros que tenga tu piscina, pero, por ejemplo, la depuradora de cartucho es económica y los filtros son recambiables. Además, es muy fácil de manipular. Por otro lado, la depuradora de arena requiere una inversión inicial mayor, pero la arena puede durar hasta 5 años sin cambiar. Es un sistema ecológico que, a la larga, resulta más económico. 

2- Limpia el suelo y las paredes de tu piscina

Otra cosa que debes hacer si o si, es limpiar y remover la suciedad que se adhiere a las paredes y al suelo de tu piscina. Para llevar a cabo esta tarea, hay muchos instrumentos que te pueden ayudar de forma manual o automática. Además, al limpiar las paredes y el suelo, permites también que el agua esté en movimiento y el proceso de filtrado sea más eficaz. Por esto es tan importante contar con un kit de mantenimiento completo.

3- No te olvides del cloro

El cloro es esencial para la piscina. Debes echar al agua cloro en polvo, líquido o en pastillas. Éste mantendrá la piscina libre de gérmenes y ayudará a que el agua se mantenga limpia por más tiempo. Aun así, es importante echar la cantidad de cloro recomendada por el fabricante y comprobar que el agua tiene el PH correcto. Pero si no quieres pasar por este proceso, existe una alternativa que es el clorador salino, un sistema que produce cloro natural a partir de sal pura. Este tipo de cloro es más suave para la piel y los ojos, no maltrata la ropa ni el cabello como el cloro químico. Es un sistema fácil de usar, ecológico y muy eficaz contra la aparición de algas.

4- Recoge las hojas que caigan en la superficie

Las piscinas están al aire libre y es normal que caigan en su superficie hojas, pelos, césped, etc. Para lograr que el agua no se llene de esta suciedad, lo mejor es utilizar un recogehojas. Con él podrás eliminar la suciedad de mayor tamaño y ayudarás a la depuradora en su mantenimiento y durabilidad.

5Utiliza un cobertor cuando no estés en tu piscina

Y para ponerle la cereza a la tarta, puedes adquirir un cobertor para tu piscina desmontable que utilizarás cuando no la estés usando. Así impedirás que caiga suciedad ambiental mientras no estés dándote un baño. ¡Mejor, imposible!

Esperamos haberte ayudado con estos tips. Estamos seguros que, si sigues nuestros consejos, vas a tener piscina para rato

Deja una respuesta

*